Sábado, Diciembre 15, 2018

“El Camino es: no más Laboratorios caros, hay que dejar de engañar a la población¨, Héctor Rojas, Presidente de las Farmacias Independientes de Chile.

Las propuestas a la ley de Fármacos II no van al centro del problema, los precios no bajarán y el comparador de precios legalizará la colusión, advirtió.

La Asociación de Químicos Farmacéuticos y Dueños de Farmacias Independientes (AFFI Chile), a través de su presidente, Héctor Rojas, expresó su preocupación frente al contenido de algunas de las nuevas indicaciones del Ejecutivo al proyecto de Ley de Fármacos II.

“El mecanismo de comercialización de medicamentos que no requieren receta médica, para que se vendan no solo en las farmacias, sino también en supermercados y tiendas similares, busca el beneficio económico de los grandes del retail que manejan el mercado chileno. Y no dice relación con hacer más accesible el precio de los medicamentos imprescindibles para los ciudadanos y disminuir el gasto de bolsillo destinado a salud de los chilenos”, declaró.

Precisó, que hacer creer a los chilenos que disminuirán su gasto en medicamentos con esta medida es preocupante, es de público conocimiento que los laboratorios extranjeros, con el beneplácito de las autoridades chilenas, han vendido a nuestro país medicamentos de primera necesidad a precios muy por encima de los que ofrecen a otros países. Las diferencias son a veces superiores a un mil por ciento.

“En Chile contamos con bajos precios solo en los genéricos, pues incluso aquellos medicamentos de marca, que no son los innovadores, poseen también precios superiores a los que se registran en Europa, India o China”, precisó Rojas.

No se conoce ningún estudio que avale que con esta medida los precios de los medicamentos bajarán un 25%, como se ha afirmado por parte del Ejecutivo. Tampoco se ha precisado si se refieren solamente a los precios de los OTC o a todos en general.

De acuerdo a AFFI Chile, “mientras las políticas públicas no ataquen este abuso, el precio de los medicamentos esenciales no bajará sustancialmente y continuará el nivel de incertidumbre en los hogares chilenos de poder costear tratamientos médicos”.

Héctor Rojas, precisó que “acá está la verdad del precio de los medicamentos en nuestro país. Creer que el mercado de los supermercados, resolverá el verdadero problema, está muy alejado de la realidad. Esto solo significará la aniquilación lenta de las farmacias independientes o de barrio”.

Igualmente, resalta la importancia que se libere el recetario magistral y se de paso a las marcas propias, debido a que esto sí redituará en una real reducción de los precios de medicamentos a los ciudadanos. Así mismo, considera crítico que el ISP disminuya los tiempos para registrar medicamentos, ya que con ello, puede haber más competencia entre los laboratorios para bajar los precios, medicamentos de Asia o India mucho más baratos.

Comparador de precios de medicamentos

De acuerdo a AFFI, el nuevo comparador de precios de medicamentos en Chile, debe ser regulado y transparente. A la fecha se desconoce el método de recolección de precios. Con ello se corre el riesgo que sea un barómetro de cómo obtener mayores beneficios por parte de los diversos actores del sector.

En este sentido, AFFI propone un observatorio internacional de precios, lo que produciría un efecto positivo al desenmascarar los precios de entrada de los medicamentos. De lo contrario, el observatorio tal como está concebido solo permitirá la colusión legal de precios en la industria.

Temas críticos para las Farmacias Independientes

Para la Asociación gremial, otro tema crítico contenido en el proyecto de Ley de Fármacos II, es que promueve el aumento de las multas por infracciones sanitarias de un rango de 0.5 a 1000 UTM a otro de 100 a 10.000 UTM. La interpretación de la ley sanitaria por parte del ISP, impulsa a transformar a un ente público, en juez y parte.

Esta medida desconoce la realidad de las farmacias independientes, de sus ingresos reales, y las consecuencias podrían llevar al cierre de muchas de éstas, las que en muchos casos entregan servicios en zonas aisladas en que no hay otro tipo de acceso a medicamentos.

A su vez, el aumento de la prescripción sanitaria de 6 meses a 4 años, indicada en el proyecto de ley, es una situación única en nuestro ordenamiento jurídico.

Por otra parte, AFFI, insiste en la necesidad que Cenabast venda a las farmacias independientes y pequeñas, a los mismos precios y condiciones que a las farmacias populares. Esto no solo favorecería la justa competencia sino también el precio final.

AFFI también se declara contraria al fraccionamiento de las farmacias, debido a que por otra parte se les está exigiendo una inversión importante para cumplir con las medidas sanitarias que resguarden a la población.

Por otra parte, AFFI valora positivamente, las indicaciones que apuntan a:

- Permitir al Minsal eximir del cumplimiento de ciertas normas a las pequeñas farmacias de barrio o de menor tamaño que no pertenecen a las grandes cadenas, para poder facilitar su funcionamiento.

- Al director de Cenabast y a los directores de servicio se les otorgará la capacidad de celebrar convenios con las farmacias privadas, para facilitar la entrega de medicamentos.

Prensa AFFI Chile (Asociación de Químicos Farmacéuticos y dueños de Farmacias Independientes de Chile)

Fuente: www.granvalparaiso.cl