Lunes, Diciembre 10, 2018

Para el Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos, la idea de crear un sistema online no es factible hoy para el país. Acusa que poner el tema en la agenda es más bien "político y una manera de dejar mal a las farmacias". En tanto, el docente de la U. San Sebastián, José Manuel Cousiño, cree que se trata de una idea "peregrina".

Escrito por Oscar Galaz

Este martes los diputados UDI Javier Macaya, Jaime Bellolio y Sergio Gahona ingresarán al Congreso Nacional un proyecto de ley para crear farmacias digitales y facilitar la comprar de medicamentos desde el exterior y bajar sus costos. La propuesta contempla una plataforma digital que permita el acceso a remedios vía receta electrónica.

La propuesta tuvo inmediata respuesta por parte del Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos a través de su presidente, Mauricio Hubermann, quien aseguró que la iniciativa es "populista e inadecuada" y que "no se puede cumplir en Chile".

Puntualizó que su apreciación se basa porque los parlamentarios "hacen su propuesta bajo una receta electrónica que no existe en el país. En Chile hemos hecho dos propuestas al respecto durante cuatro años y no se ha podido avanzar en ella. La Ley de Fármacos II también instituye que haya una receta electrónica que sería el primer paso para esta propuesta pero eso demorará dos o tres años para que pase. Los diputados, además, hacen que este sistema tenga una compra internacional y para ello tendríamos que validar sistemas de validación de médicos internacionales con los chilenos; un sistema de internet que pueda validarla y los médicos que prescriben, cosa que no existe ni se ha planteado nunca en ningún trato internacional".

A lo anterior suma que "acá no han podido ni siquiera arreglar el tótem de precios para que estén en todas las farmacias. Cuando arreglemos todo ese tipo de situaciones empezamos a hablar. Me parece que esto es tirar un chute para 10 años más sin avanzar".

El químico farmacéutico asegura también que este tipo de iniciativas "pasa siempre unos días antes que hay que votar la Ley de Fármacos para vender fuera de la farmacia. Ya nos pasó con la Ley de Fármacos I, que sacan un proyecto para decir que las farmacias se oponen. Me parece que esto es político y una manera de dejar mal a las farmacias", acota.

Por su parte, el docente de legislación farmacéutica de la U. San Sebastián, Jose Manuel Cousiño, afirma que las propuesta de loa diputados UDI "es una idea peregrina: cómo y cuándo se va a implementar esto. Están hablando para 30 años más. La gente lo que quiere ahora es que le bajen el precio de los medicamentos y Esta iniciativa no va a bar el precio de los medicamentos".

¿Medicamentos más baratos?

Para Hubermann, el argumento de que con las farmacias digitales se abaratarían los medicamentos del país, no es del todo cierto puesto que Chile tiene uno de los periodos más bajos en la región.

"El precio promedio de los medicamentos en Chile es más barato que en Argentina y Uruguay. Lo que pasa es que hay un segmento, que no representa más del 14%, que son las marcas originales que son más caras. Entonces, están echando a perder todo un sistema o lo estamos abriendo cuando el problema nuestro es un 14%. Incluso muchos de estos países no tienen genéricos. Ojalá podamos bajar el precio de ese 14% y para eso hay que negociar con los laboratorios, presionar con la Cenabast. Hay que ver internacionalmente porque ahora la Cenabast tiene la posibilidad de hacer negociaciones internacionales. El ISP como agencia Nivel IV, puede hacer con todas las otras agencias a nivel sudamericano acuerdo para comprar una cantidad de productos en los cuales nosotros pudiéramos abaratar los costos en estas compras internacionales. Esos son mecanismos para bajar los precios reales, pero no vamos a arriesgar casi el 85% de los productos por un 14%".

Sobre este tema, el docente de la U. San Sebastián comenta que "Chile tiene uno de los precios promedio más baratos de Latinoamérica: está más bajo que Brasil, Argentina y tal vez Perú o Bolivia".

Sobre este tema añade un punto no menor: "en Chile hay que entrar a depurar el tipo de medicamento que se vende. No hay derecho que se vendan medicamentos genéricos de marca. Los genéricos de marca son una fantasía del marketing y lo ha reconocido la propia Fiscalía Nacional Económica porque no se justifica. Esos medicamentos son el 45% de las ventas en valores en Chile. Ellos se llevan todo el negocio farmacéutico y el gobierno no ha sido capaz de terminar con ellos. Por eso hay que depurar el mercado y hacer que sean genéricos".

Sobre la realidad de países como Estados Unidos, donde cerca del 30% de las ventas es vía electrónica, Cousiño precisa que "en ese país los medicamentos se compran fraccionados".

Fuente: www.ipsuss.cl