Jueves, Octubre 17, 2019

DECLARACIÓN DE PRENSA
El Colegio de Químico Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile AG., siente el deber de relevar a nivel nacional la situación de la bodega regional de Atención Primaria dependiente del Servicio de Salud Aysén, donde se almacenan medicamentos e insumos para abastecer a diversos establecimientos sanitarios de la zona. Los hechos evidencian una clara negligencia por parte de los directivos del Servicio de Salud, con el consiguiente perjuicio para los Químico-Farmacéuticos y funcionarios directamente afectados, y lo que es aún más grave, el impacto para la salud de la población de la Región, que resulta inadmisible.

1.- Las condiciones de almacenamiento de los medicamentos e insumos pueden afectar sus propiedades; químicas, físicas, terapéuticas, toxicológicas o microbiológicas, incidiendo en su eficacia terapéutica.

2.- La bodega de Coyhaique, único establecimiento en su tipo a nivel regional, se encuentra en precarias condiciones que estimamos inaceptables. Diversos informes dan cuenta de temperaturas muy por debajo de la norma, infraestructura deficiente, no hay medidas de control ambiental, filtraciones, fecas, entre otros.

3.- Los profesionales Químico-Farmacéuticos que desempeñan labores en ese establecimiento, informaron a la Dirección del Servicio de Salud y a sus asesores, en reiteradas ocasiones, sobre el almacenamiento irregular de algunos productos. Además, entregaron alternativas para enfrentar el problema sin ser considerados.

4.- Existe, desde el año 2013, la Norma N°147, sobre buenas prácticas de almacenamiento y distribución. Llama la atención que el Servicio de Salud, que cuenta con departamento jurídico, de recursos físicos y de calidad de vida laboral, no actuaran con antelación a los hechos que hoy se conocen por la prensa local, incluso habiendo más de una supervisión de la Asesora de Farmacia de la SEREMI de Salud de la Región.

5.- El Colegio de Químico Farmacéuticos y Bioquímicos de la región de Aysén se pone a disposición para el asesoramiento técnico y regulatorio, con el fin de asegurar que esta grave situación se regularice respetando el marco normativo, considerando que se han aplicado medidas en contra de los funcionarios. Enfatizamos que esta Orden Profesional no permitirá que se realice acción alguna, ya sea cambio de funciones, despidos arbitrarios u otros, en contra de los profesionales químico-farmacéuticos sin haberse comprobado falta en sus acciones, según los procesos que dispone la administración pública.

6.- Estamos ciertos de que el funcionamiento adecuado de una bodega de salud, va mucho más allá de la infraestructura y proveer de implementos necesarios; implica regularizar situaciones contractuales, ampliar la dotación de personal, generar reemplazos y comprometerse con el abastecimiento eficiente y eficaz de insumos y medicamentos.

7.- En tal sentido, este Colegio exige celeridad en la solución de este trascendental problema sanitario e insta al Ministerio de Salud a invertir en el mejoramiento y regulación de bodegas de salud -que en estricto rigor deben transformarse en droguerías- y dotar de Químico-Farmacéuticos a toda la red de salud, en especial de atención primaria, consecuentes con la meta de este Gobierno respecto del fortalecimiento de APS. Así, mantener evaluaciones y realizar el debido seguimiento a las condiciones de almacenamiento de medicamentos e insumos. De este modo, fomentar la promoción, prevención y uso seguro de medicamentos, enmarcados en el tercer desafío de la Organización Mundial de la Salud y la Estrategia Nacional de Salud.

Finalmente, como Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile, mantenemos nuestro compromiso con la salud pública y esperamos que se tomen todos los resguardos en favor de la seguridad de los pacientes.

SANTIAGO, 26 de julio de 2019. Fuente: www.adprensa.cl