Sábado, Agosto 19, 2017

El presidente regional del Colegio de Químicos Farmacéuticos analizó la nueva ley de fármacos y las denuncias de trabajadores de Cruz Verde. Sobre esto último, aseguró que “no pueden vender medicamentos personas que no tengan carnet de auxiliar de farmacia”.

Diversos cambios incorpora la nueva Ley de Fármacos, entre ellas disposiciones que obligan a las Farmacias a tener disponibles un stock mínimo de medicamentos bioequivalentes o la posibilidad para los clientes de cambiar los remedios recetados por profesionales de la salud por bioequivalentes.

Una situación que fue analizada por Pedro Vargas, Presidente Regional del Colegio de Químicos Farmacéuticos. Para el profesional, estos cambios permitirán que “un medicamento genérico con copias de marca, se pueda asegurar que su calidad es la misma; por lo tanto va a tener el mismo efecto farmacológico”, indicó.

Sin dudas, un alivio para los bolsillos y salud de los chilenos, pero también en el funcionamiento de miles de farmacias a lo largo del país. Otras acciones que la nueva ley conlleva están relacionadas con el fraccionamiento de medicamentos. Para Vargas este punto es relevante, dado que “si tienes una dosis de antibióticos de 14 comprimidos, no se debiese comprar una caja de 20. Sucede que los restantes se los entrego a alguien que sufrió algo similar, produciéndose la automedicación”, explicó.

El Colegio de Químico Farmacéuticos mira de cerca también el petitorio mínimo de medicamentos bioequivalentes. El Instituto de Salud Pública (ISP) certificó 351 medicamentos de estas características, pero alrededor de 150 no se trabajan en farmacias. Vargas asegura que “la autoridad sanitaria lo hiciera exigible a la farmacia, es un menoscabo principalmente para las independientes. Ello se está trabajando, siendo escuchados por la autoridad en el sentido de exigir los bioequivalentes que realmente se venden en la farmacia”.

Denuncias de trabajadores de Cruz Verde

30 días de huelga cumplieron el pasado miércoles 23 de julio los trabajadores sindicalizados de Farmacias Cruz Verde. Dentro de las acusaciones realizadas por estos señala que “son reemplazados por personal “sin conocimientos necesarios para vender medicamentos”. Ante ello, el mandamás local del Colegio de Químicos Farmacéuticos fue claro: “no pueden vender medicamentos personas que no tengan carnet de auxiliar de farmacia”.

Otras de las denuncias es que “los obligan a vender los productos más caros”. Vargas considera que “la fiscalización hacia las farmacias de cadenas obliga a que no puede asegurar incentivos o premios por venta de medicamentos. Hoy en día están dando incentivos por volumen y no por un medicamento en particular”, culminó.

Fuente: www.elobservatodo.cl