Martes, Septiembre 28, 2021

La Ley de Fármacos, que se discute en el Congreso, incluía la idea original de que los médicos debieran prescribir medicamentos a través de sus nombres genéricos, sin identificar marcas, para que los usuarios pudieran elegir.

Con esto, el Ejecutivo buscaba que las recetas médicas fueran intercambiables. Así, en la farmacia podrían ofrecer un producto bioequivalente (se espera que en 2014 sean unos 1.800 productos farmacéuticos los que tengan esta categoría).

Sin embargo, lo aprobado el martes en la comisión de Salud de la Cámara marcó una diferencia. Tras la exposición de un informe en derecho encargado por la industria farmacéutica al abogado Jorge Correa Sutil, la votación en particular del proyecto aprobó una indicación que hace que el químico-farmacéutico, a instancias del cliente, podrá sugerir un medicamento distinto al recetado por el facultativo, pero solo cuando se pueda sustituir por un fármaco bioequivalente.

Estos se definen como aquellos productos, distintos de los medicamentos de marca, que han certificado ante la autoridad sanitaria que producen el mismo efecto sobre los pacientes que los productos originales, otorgando además el mismo nivel de seguridad a quienes lo consumen.

Un decreto firmado en diciembre de 2012 por el Presidente Sebastián Piñera obliga a los locales de venta de medicamentos a contar en su stock permanente con todos los productos que hayan demostrado su bioequivalencia. A la fecha son 107 los remedios que han conseguido dicha categoría y que se identifican con una franja amarilla en las cuatro caras del producto, donde se lee en letras rojas la palabra "bioequivalente".

Otro de los puntos que fueron aprobados por la comisión de Salud es la prohibición de entregar cualquier incentivo a los funcionarios de las farmacias por la venta de algún producto en particular. Esto es conocido en el mercado del retail farmacéutico como "canela".

Esto deberá ser ratificado ahora por el Senado, que debe analizar los cambios hechos en la Cámara de Diputados. De aprobarlos, la ley estará lista para su despacho.

De acuerdo a fuentes de Gobierno, los avances en el trámite del proyecto de ley permitirían que esta norma, que forma parte de la nueva política de medicamentos, sea presentada como uno de los avances durante el próximo discurso del 21 de mayo.

Fuente: www.elmercurio.cl